Tortícolis congénita del bebé, tratamiento

¿Qué es la tortícolis congénita muscular?

tortícolis congénita

Tortícolis Congénita

Es un tipo de deformidad del cuello que se presenta en el recién nacido o que se manifiesta durante los dos primeros meses de vida y que se asocia a un acortamiento del músculo esternocleidomastoideo, es decir, una contractura muscular.

¿Qué síntomas presenta el bebé ante una tortícolis congénita?

La posición característica es la inclinación de la cabeza hacia el lado lesionado asociado a un rotación hacia el lado contrario, es decir, la oreja de la parte lesionada se acerca al mismo hombro, mientras que la barbilla mira hacia el lado contrario.
Además de la posición clásica, el bebé presentará dolor y limitación de movilidad en el sentido contrario a la lesión.

¿Cuál es el tratamiento de la tortícolis congénita?

Tras la valoración del problema, se plantea un tratamiento que consiste en una serie de estiramientos y movilizaciones del cuello del bebé con el fin de devolver la movilidad articular y técnicas de relajación para el músculo contracturado.
Los papás forman parte muy importante en el tratamiento, ya que se les enseñará, una serie de medidas posturales para corregir esta deformidad.
El trabajo fisioterapéutico y osteopático en estos casos es muy eficaz, y se consiguen resultados muy buenos desde la primera sesión, aproximadamente en 3-4 sesiones (siempre dependiendo del grado de afectación del bebé).

Si tu bebé tiene un problema de tortícolis congénita y te queda alguna duda sobre su tratamiento, contacta con nosotros.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies