Dolor lumbar repentino con pérdida de fuerza

Varón de 37 años, deportista, administrativo y padre de 3 hijos, de pronto tiene mucho dolor lumbar, que a los pocos días se transforma en dolor insoportable en la pierna, se queda sin fuerza en la pierna derecha, sin sensibilidad y sin poder caminar. El resultado en la resonancia magnética es extrusión y estenosis de canal en L4-L5 y una protusión L5-S1. Se decide operar y colocar una artrodesis. Enseguida el dolor desaparece y el hormigueo también, pero la pérdida de fuerza y dificultad para caminar aún es importante, por lo que decide iniciar tratamiento de fisioterapia a los 14 días de la operación.

Nuestro tratamiento va enfocado a ganar movilidad, liberar adherencias en la cicatriz y activar la musculatura de toda la cadena posterior principalmente.

Terapia manual, miofascial, neuromodulación y una carga controlada de ejercicio monitorizada por Mauro (nuestro readaptador) son las técnicas que hemos empleado.

Este es un caso con final feliz, su neurocirujano le ha dado el alta y él ha recuperado su vida que tenía antes del problema.

testimonio del paciente:

«Cuando acabé la rehabilitación empecé a hacer deporte, no tenía dolor, sigo sin dolor, en la revisión del médico me dijo que todo perfecto, me veía muy bien.

Me encuentro muy bien, a quien me pregunta yo lo tengo claro que parte de encontrarme así de bien es gracias a vosotros porque tanto el fisio como el readaptator, me ayudasteis mucho y que sigo bien, en el momento tenga algún problemilla, espero que no, por supuesto acudiré, sé de casos de personas que tienen dolor yo les recomiendo 100% que vayan a vosotros a la clínica.

Muchas gracias por todo

operación columna